Estudio del IMC (Índice de masa corporal) del alumnado del I.E.S. Senara y su relación con la actividad física

AUTORES: Cañizares Sánchez, Alejandra; García González, Álvaro; González González, Mónica; Martín Pavón, Alicia; Miguel Martín, Álvaro; Palomero Carrasco, Blanca; Palomero Martín, Víctor; Paradinas Blázquez, Daniel y Trilla Mata, José Ángel*. (*) Departamento de Biología y Geología, I.E.S. Senara (Babilafuente, Salamanca).

RESUMEN

En el presente estudio hemos calculado el índice de masa corporal (IMC) del alumnado del I.E.S. Senara. En base al índice de masa corporal hemos clasificado al alumnado del centro según los criterios de la OMS en: alumnado con delgadez, alumnado con peso normal, alumnado con sobrepeso y alumnado con obesidad. También nos planteamos averiguar si existía alguna relación entre el índice de masa corporal de cada alumno y la actividad física que desarrolla.

Palabras clave: IMC (índice de masa corporal), obesidad, sobrepeso, OMS (Organización Mundial de la Salud), actividad física, IES Senara

INTRODUCCIÓN

El sobrepeso y la obesidad se definen como una acumulación anormal o excesiva de grasa corporal que puede ser perjudicial para la salud.

La causa fundamental del sobrepeso y la obesidad es un desequilibrio energético entre calorías consumidas y gastadas. Es decir, se ingieren alimentos que proporcionan más calorías que las que necesitamos para cubrir las necesidades energéticas diarias. Ese exceso de calorías se almacena en forma de grasa en el tejido adiposo.

El patrón de acumulación de grasa corporal es distinto en hombres y mujeres. En los hombres, el almacenamiento de grasa es relativamente más visceral y en torno al abdomen y en las mujeres, más localizado en la zona glúteo-femoral.

Se ha producido un aumento en la ingesta de alimentos de alto contenido calórico que son ricos en grasas y azúcares (dulces, embutidos, fritos, alimentos procesados, etc) unido a un descenso en la actividad física debido a la naturaleza cada vez más sedentaria de muchas formas de trabajo, los nuevos modos de transporte y la creciente urbanización.

Para hacer una valoración del sobrepeso y la obesidad se utiliza un valor denominado índice de masa corporal (IMC). El índice de masa corporal (IMC) se calcula dividiendo el peso de una persona en kilogramos entre el cuadrado de su talla en metros (kg/m2). Este índice fue ideado por el estadístico belga Adolphe Quetelet; por lo que también se conoce como índice de Quetelet.

En el caso de los adultos, la Organización Mundial de la Salud (OMS) define el sobrepeso y la obesidad como se indica a continuación: sobrepeso cuando el IMC igual o superior a 25 y obesidad cuando el IMC igual o superior a 30.

Hay que destacar que no se pueden aplicar los mismos valores de IMC en niños y adolescentes debido a su constante aumento de estatura y desarrollo corporal, por lo que se obtiene un IMC respecto a su edad y sexo para definir el sobrepeso y la obesidad (ver tabla 2 del apartado Metodología).

El IMC proporciona la medida más útil del sobrepeso y la obesidad en la población, pues es la misma para ambos sexos y para los adultos de todas las edades. Sin embargo, tiene sus limitaciones. Hay que considerarlo como un valor aproximado porque puede no corresponderse con el mismo nivel de grosor en diferentes personas y no distingue entre masa muscular y masa grasa.

Un IMC elevado es un importante factor de riesgo de enfermedades no transmisibles, como las siguientes:

  • Enfermedades cardiovasculares (hipertensión, arteriosclerosis, insuficiencia cardiaca, infarto de miocardio, etc).
  • Diabetes.
  • Trastornos del aparato locomotor (osteoartritis, una enfermedad degenerativa de las articulaciones muy incapacitante), y
  • Algunos tipos cáncer (endometrio, mama, ovarios, próstata, hígado, vesícula biliar, riñones y colon).

La obesidad infantil se asocia con una mayor probabilidad de obesidad, muerte prematura y discapacidad en la edad adulta. Sin embargo, además de estos mayores riesgos futuros, los niños obesos sufren dificultades respiratorias, mayor riesgo de fracturas e hipertensión, y presentan marcadores tempranos de enfermedades cardiovasculares, resistencia a la insulina y efectos psicológicos.

En España, en el grupo de edad de 8 a 17 años, en 2012 la prevalencia de sobrepeso es del 26% y la de obesidad, del 12,6%; 4 de cada 10 jóvenes sufren exceso de peso. En el grupo comprendido entre los 8 y los 13 años, el exceso de peso supera el 45%, mientras que para el grupo de 14 a 17 años, el exceso de peso es del 25,5%. La prevalencia de sobrepeso y obesidad infantil y juvenil en España sigue siendo muy alta (cercana al 40%), pero no ha crecido en los últimos 12 años.

Una dieta equilibrada y la práctica de actividad física son factores determinantes en los niveles de sobrepeso y obesidad en los adultos, en los adolescentes y en la población infantil.

Los objetivos que nos planteamos al inicio de este estudio fueron los siguientes:

  • Calcular el índice de masa corporal (IMC) de todo el alumnado del centro.
  • Clasificar a los alumnos en función de su índice de masa corporal (IMC) según los criterios de la Organización Mundial y Salud (delgadez, peso normal, sobrepeso y obesidad).
  • Averiguar si existe relación entre el índice de masa corporal de cada alumno con el tipo de actividad física que desarrolla (sedentaria, ligera, moderada, intensa y muy intensa).

METODOLOGÍA

Para realizar este estudio, se han tallado y pesado a los alumnos y alumnas del centro. Para facilitar la recogida de datos los alumnos y alumnas han sido tallados calzados. Para corregir los valores de talla, a los valores obtenidos se les ha restado 2 cm, que hemos calculado que corresponde a la altura media de un calzado. Por el mismo motivo, los alumnos y alumnas han sido pesados calzados y vestidos. Para corregir los valores de peso, a los valores obtenidos se les ha restado 1,5 kg, que hemos calculado que corresponde al peso medio de la ropa (pantalón, camiseta, sudadera y zapatillas).

Además, todos los alumnos y alumnas han respondido a una pregunta acerca de la actividad física que llevan a cabo (actividad sedentaria, actividad ligera, actividad moderada, actividad intensa o actividad muy intensa).

  1. Actividad sedentaria (poco o ningún ejercicio)
  2. Actividad ligera (ejercicio 1-3 días a la semana)
  3. Actividad moderada (ejercicio 3-5 días a la semana)
  4. Actividad intensa (ejercicio 6-7 días a la semana)
  5. Actividad muy intensa (2 veces al día, entrenamientos muy duros)

Todos los datos han sido recogidos en una hoja de cálculo, creada con Google Drive, donde hemos calculado el IMC (índice de masa corporal) y se han tratado los datos para su estudio estadístico.

Del total de alumnos y alumnas matriculados en el centro (215), han participado en el estudio 204, lo que supone 94,9% del total de alumnos y alumnas. De estos 204, 117 son alumnos, lo que supone un 94,1% del total de alumnos matriculados, y los restantes 98 son alumnas, lo que supone un 95,9% del total de alumnas matriculadas. En la tabla 1, se muestra el número de alumnos y alumnas estudiados distribuidos por cursos.

Con los valores del índice de masa corporal (IMC) y teniendo en cuenta la edad y el sexo de cada alumno y alumna, los hemos clasificado en cuatro grupos: delgadez, peso normal, sobrepeso y obesidad, según establece la Organización Mundial de la Salud (ver Tabla 2. Clasificación de la Organización Mundial de la Salud según el índice de masa corporal en función de la edad y el sexo).

RESULTADOS

Una vez calculado el IMC (índice de masa corporal) y teniendo en cuenta la edad y el sexo de cada alumno y alumna del centro, los hemos clasificado según la OMS (Organización Mundial de la Salud) en cuatro grupos: delgadez, peso normal, sobrepeso y obesidad.

El estudio muestra los siguientes resultados: del total de alumnado estudiado el 5,9% tienen delgadez, el 72,5% tiene peso normal, el 16,7% tiene sobrepeso y el 4,9 tiene obesidad (ver tabla 3 y gráfica 1).

Por sexos, en el caso de los chicos el 7,3% presenta delgadez, el 67,2% tiene peso normal, el 18,2% presenta sobrepeso y el 7,3% tiene obesidad. En el caso de las chicas, el 4,2% presenta delgadez, el 78,7% tienen peso normal, el 14,9% presenta sobrepeso y el 2,1% tiene obesidad (ver tabla 3 y gráfica 1).

En relación al tipo de actividad física que desarrollan los alumnos y alumnas del centro, los resultados obtenidos muestran que el 6,4% del alumnado tiene actividad física sedentaria, el 43,6% actividad física ligera, el 34,8% actividad física moderada, el 15,2% actividad física intensa y ningún alumno o alumna del centro tiene actividad física muy intensa (ver tabla 4 y gráfica 3).

Por sexos, en el caso de los chicos el 3,6% tiene actividad física sedentaria, el 34,5% actividad física ligera, el 38,2% actividad física moderada, el 23,6% actividad física intensa y ningún alumno del centro tiene actividad física muy intensa. En el caso de las chicas el 9,6% tiene actividad física sedentaria (ver tabla 4 y gráfica 2).

Para tratar de determinar si había alguna relación entre el IMC (índice de masa corporal) y el tipo de actividad física desarrollada se preguntó a los alumnos y alumnas del centro por el tipo de actividad física desarrollada (actividad sedentaria, actividad ligera, actividad moderada, actividad intensa o actividad muy intensa).

Los resultados obtenidos se recogen en la tabla 4 y en la gráfica 3. Del total del alumnado estudiado, el 3,9% desarrolla actividad ligera y presenta delgadez y el 3,9% actividad moderada y delgadez. El 5,4% desarrolla actividad sedentaria y presenta peso normal, el 32,8% actividad ligera y peso normal, el 23% actividad moderada peso normal y el 10,8% actividad intensa y peso normal. El 1 % desarrolla actividad sedentaria y presenta sobrepeso, el 4,9% actividad ligera y sobrepeso, el 7,3% actividad moderada y sobrepeso y el 3,9% actividad intensa y sobrepeso. El 2,9% actividad ligera y obesidad, el 1,5% actividad moderada y obesidad y el 0,5% actividad intensa y obesidad.

CONCLUSIONES

  • El 16,7% del alumnado del centro tiene sobrepeso y el 4,9% tiene obesidad. Por sexos hay más porcentaje de chicos con sobrepeso y obesidad que de chicas.
  • La mayor parte del alumnado del centro (72,5%) tiene peso normal. Por sexos hay un mayor porcentaje de chicas que de chicos con peso normal.
  • La mayor parte del alumnado tiene una actividad física ligera (34,5%) y moderada (38,2%). Un 23,6% del alumnado del centro tiene actividad física intensa. Un 3,6% tiene actividad física sedentaria. Ningún alumno del centro tiene actividad física muy intensa.
  • Hay un mayor porcentaje de alumnos que de alumnas con actividad física moderada e intensa y un mayor porcentaje de alumnas con actividad física sedentaria y ligera.
  • No hemos encontrado ninguna relación entre el índice de masa corporal de cada alumno y el tipo de actividad física que desarrolla. La alimentación es un factor muy importante para el índice de masa corporal y no hemos contemplado esta variable en el estudio.
  • Una parte importante del alumnado del centro (54,3% de los chicos y 43,6% de las chicas) tiene actividad ligera (ejercicio 1-3 días a la semana). Teniendo en cuenta que la mayoría de estos alumnos y alumnas realizan como única actividad física las dos sesiones semanales de la asignatura Educación Física, podemos concluir que si no existiera esta asignatura, el porcentaje de alumnado del centro con actividad sedentaria sería mucho mayor.

BIBLIOGRAFÍA

AGRADECIMIENTOS

A todo el alumnado del centro que ha participado en el estudio y a los profesores de educación física que nos ayudaron en la recogida de datos.

Los alumnos autores del estudio: Cañizares Sánchez, Alejandra; García González, Álvaro; González González, Mónica; Martín Pavón, Alicia; Miguel Martín, Álvaro; Palomero Carrasco, Blanca; Palomero Martín, Víctor; Paradinas Blázquez, Daniel .

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *