Carpe diem: María del Castillo y Clara Mª Puerta obtienen sendos accésit en el VIII Premio de Traducción FONS SALVTIS (Memorial Begoña Pérez Cáceres)

El 27 de mayo de 2019 se entregaron los VIII Premios de Traducción FONS SALVTIS (Memorial Begoña Pérez Cáceres). El objetivo de la convocatoria de estos premios es dar a conocer las grandes creaciones de los autores grecolatinos desde los propios textos.

Este año se ha cumplido el noveno aniversario del fallecimiento de Begoña Pérez Cáceres, quien fue compañera del Departamento de Cultura Clásica durante el curso 2009/2010. Los premios llevan su nombre y su recuerdo.

El jurado, tras analizar las once traducciones del texto presentadas, acordó dejar desierto el VIII Premio de Traducción FONS SALVTIS y conceder dos accésit a las traducciones firmadas por D.ª María del Castillo García y D.ª Clara María Puerta Hidalgo, alumnas de 2.º de Bachillerato del I.E.S. Senara de Babilafuente. Cada accésit tenía una dotación económica de 25€ patrocinados por la Asociación de Madres y Padres del I.E.S. Senara de Babilafuente y un diploma acreditativo.

Los alumnos se enfrentaban al reto de traducir la Oda I, 11 de Horacio. Reproducimos el texto y la traducción de Luis Alberto de Cuenca.

AD LEUCONOEN

Tu ne quaesieris, -scire nefas-, quem mihi, quem tibi
finem di dederint, Leuconoe, nec Babylonios
temptaris numeros. Vt melius, quidquid erit, pati!
seu plures hiemes, seu tribuit Iuppiter ultimam,
quae nunc oppositis debilitat pumicibus mare
Tyrrheneum: sapias, vina liques, et spatio brevi
spem longam reseces. Dum loquimur, fugerit invida
aetas: carpe diem, quam nimimum credula postero.

No pretendas saber, pues no está permitido,
el fin que a ti y a mí, Leucónoe,
nos tienen asignados los dioses,
ni consultes los números Babilónicos.
Mejor será aceptar lo que venga,
ya sean muchos los inviernos que Júpiter
te conceda, o sea éste el último,
el que ahora hace que el mar Tirreno
rompa contra los opuestos escollos.
Sé prudente, filtra el vino
y adapta al breve espacio de tu vida
una esperanza larga.
Mientras hablamos, huye el tiempo envidioso.
Vive el día de hoy. Captúralo.
No te fíes del incierto mañana.

(Trad. Luis Alberto de Cuenca)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *