“Grandes esperanzas”, de Charles Dickens

ALUMNOS DE LITERATURA UNIVERSAL. 1.º de Bachillerato HCS

Los alumnos de 1.º de Bachillerato de HCS en Literatura Universal han leído la obra de Dickens Grandes Esperanzas. Se han enfrentado por primera vez a una obra clásica de más de seiscientas páginas. Después de la lectura estas son algunas de sus impresiones:

Lucía Sánchez de la Torre

Tardes con Pip

Las diez últimas páginas pasan como olas de la playa. El reloj marca las ocho y diez. Apenas quince minutos más tarde es el fin de la hoja número quinientos ochenta y cinco. Suspiro y siento cómo el telón se va cerrando.

En octubre de 2019, Charles Dickens entró en mi vida, coronándose con el laurel que casi logra Crimen y Castigo. El curioso Pip entró al lado de su creador, con la inocencia de un niño y con el sueño de ser un caballero. En pocos días, Pip se ganó la clase de los jueves, las charlas del recreo y mis veinte minutos antes de la cena. Recibí la llave para entrar en su esfera: sentir su preocupación y sus nervios, sudar y llorar con él.

Había terminado una obra, que como dice con frecuencia Mari Sol: nos hace más cultos.

Cerré y dejé mi primer Dickens en la estantería.

Pensé que ya me estaba faltando algo y no habían pasado ni cinco minutos.  

Grandes Esperanzas ha sido uno de mis primeros clásicos. No, no es una tabarra de libro, aunque su tamaño en un principio lo sugiera. Tampoco es un imposible de entender o una lectura de sinvivir. De hecho, hay muchas razones que tengo para recomendarlo, ¡incluso para leérmelo de nuevo! ¿Se disfruta leyendo las aventuras de Pip? Sí. ¿Te atrapa? Sí. ¿Te intriga? También. ¿Te llena de esperanzas? Sí. ¿Te ha hecho reír? ¡Pues claro!

¿Cómo son las tardes con Pip? Son lo mejor del mundo. Ver cómo evoluciona, crecer con él, oírle hablar mientras lees los diálogos, pensar que en cualquier momento va a entrar en la habitación con el sombrero de copa y el bastón de caballero… Sin duda, han sido tardes memorables. Pip es un gran compañero, Joe también, la señora Gragery no tanto…

Ahora, mis grandes esperanzas son que Pip vuelva a la rutina; sin embargo, este deseo es como desear el afecto de Estella.

Querido Pip,

Ojalá volvamos a vernos sobre las ocho.

Atentamente,

Lucía.

Manuel de Castro

Gran Bretaña victoriana. Revolución Industrial. Realismo. Entre estos tres conceptos el afamado escritor inglés Charles Dickens escribió Grandes esperanzas, una novela que para muchos es la obra culmen de su carrera artística. En ella se narra la vida de Pip, un niño huérfano maltratado por su hermana y por su familia, que sueña con llegar a ser un señor y conquistar el frío corazón del amor de su vida: Estella. Grandes esperanzas es un libro de desarrollo psicológico amplio, con extensas descripciones que dan a la obra gran detallismo, pero que en ciertos puntos la pueden volver fangosa. También se trata de una novela de crítica social, maltrato infantil, deshumanización del trabajo y del mismo modo versa sobre la redención moral de Pip, que no sabe agradecer la ayuda que algunas personas le habían proporcionado en su vida. En definitiva, recomiendo esta novela, sobre todo si se va a tratar de una lectura profunda, pues, si no, la mitad de su valor se quedaría en el papel.

África Prieto

Grandes Esperanzas representa el crecimiento personal y el desarrollo de Pip. Desde su juventud hasta la edad adulta, Dickens nos lleva a los muchos cambios de su personalidad moldeados por las circunstancias y personajes que lo influyen. Dickens nos muestra un mundo en el que la riqueza y el éxito tienen mucha importancia. La bella Estella está en un lugar inaccesible, y Pip desea alcanzarla. Pero Estella carece de emociones y no desea saber nada de él. Al final Pip se da cuenta de que el propósito de su vida era simplemente una ilusión, y al perder todo lo que la ambición le hizo desear, gana la felicidad y la libertad. La vida toma así un nuevo significado.

No soy una amante de la lectura, pero creo que es importante tener una biblioteca de libros con temas variados y, sobre todo, seguir nuestros gustos personales a la hora de elegir las obras que queremos leer; no obstante, es importante reivindicar la importancia de los libros clásicos de la literatura universal.

Lidia de Dios

Leer por primera vez un clásico no ha resultado difícil; con un poco de esfuerzo se puede leer perfectamente, en este caso leer Grandes Esperanzas satisface. La primera trama te engancha a medida que vas leyendo y cada vez te gusta más; es verdad que llega un momento en el que se hace algo más pesado, puesto que se alarga el desarrollo para llegar a un final no tan sorprendente como muchos lo esperábamos, pero no está nada mal tampoco. Es recomendable leerlo, con un poco de madurez puede ser una gran experiencia, además puedes dejarte llevar por las esperanzas del protagonista, justamente las mismas que le llevarán a su perdición. Pip nos deja conocer a los protagonistas, también nos habla de ese amor imposible y nos damos cuenta de que hay que ser uno mismo y no querer ser lo que no somos.

Elena Díaz

En un principio pensé que pretender leer Grandes Esperanzas podía ser una decisión equivocada, pues es tan extenso que no comienzas con ganas su lectura. A medida que iba leyendo el libro me empezó a gustar y hubo momentos que consiguió “engancharme”, aunque también los hubo que me resultaron pesados. Es una lectura llevadera y fácil, nunca pensé que un libro de estas dimensiones fuera tan ameno. Creo que es bastante acertado para alumnos de nuestro curso, ya que los niveles de lectura que tenemos son muy diferentes y Grandes Esperanzas lo podemos leer todos o casi todos. También es verdad que debes ser constante en la lectura y no abandonarla.

Lucía Franco Rogado

No me ha resultado difícil leer Grandes Esperanzas, pero tampoco me ha gustado mucho. Me parece que tiene mucho desarrollo para un final tan rápido y poco detallado en comparación con el resto del libro. No me ha gustado nada la relación entre Pip y Estella, parecía una acción secundaria. Mi impresión es que esta relación era un capricho del protagonista. Lo que sí me ha gustado es la profundidad de los personajes, cada uno con diferente carácter, pero a la vez muy parecidos entre sí.

Carla Palomero

Nunca pensé que terminaría y que me gustaría este libro de Dickens. Cuando comencé a leerlo, me resultaba muy ameno y entretenido. Tiene personajes muy interesantes que te despiertan las ganas de leer, y te hacen sentir que eres uno de ellos. Sin embargo, llegó un momento del libro que se me hizo muy pesado. El desenlace no me lo esperaba, sin duda es un final que no te imaginas y eso es lo que más me ha gustado.

Miguel Ángel Barrios

El título resume en dos palabras todo lo que el joven protagonista vivirá. Un mundo de posibilidades que pronto verá que no es lo que él esperaba. El libro es realista y soñador a la vez, refleja muy bien la sociedad de su tiempo, donde cada uno es lo que tiene, y si naces donde no hay, te condiciona toda tu vida. Y aunque puedas escalar posiciones, tu corazón sigue perteneciendo a donde naciste.

A pesar del inminente cambio social por el nivel económico alcanzado, se observa un alma humilde y sincera que perdura a lo largo de todo el libro, hasta el final se puede sentir que Pip siente el mismo amor por su cuñado que el que sentía de niño, lo que emociona enormemente.

Por lo demás, es un texto brillante que logra enternecer a cualquiera por la humildad y sinceridad de su protagonista y con el aire melancólico de todo lo que le rodea. Seguramente sea eso lo que más me ha sorprendido de esta obra de Dickens; sin embargo, en este libro se siente la desolación que persigue a todos los personajes.

En conclusión, cuenta una triste y enternecedora historia de una forma magistral, con lo que es impensable que no guste. Es más, atrae desde el principio hasta el final.

Álex Paíno

Este libro no me ha gustado mucho debido a la extensión del argumento, intenta narrar con demasiado detalle la vida de Pip, pero algunas partes de esta son irrelevantes.

El libro se me ha hecho algo extenso y aburrido por la cantidad de nombres y acontecimientos. Algunos de estos totalmente prescindibles, puesto no tienen demasiada importancia para la trama.

Por otra parte, es de agradecer que no haya saltos en el tiempo, así es más cómoda la lectura. También he de destacar lo impresionante que resulta el final de la novela con la aparición del bienhechor y el regreso a casa.

Alejandro González Astudillo

Este libro me ha parecido interesante en la primera parte y al final. Es una obra muy larga, y no son tantas las cosas que acabas sabiendo. Creo que para leerlo se necesita tiempo, y es incompatible en tiempo de exámenes. Finalmente estoy contento por haberme leído un clásico y por haber terminado un libro tan extenso.

Alejandra Cañizares

Antes de empezar a leer esta célebre novela pensé que me iba a gustar, es decir, por el argumento que nos contó Marisol en clase, tenía unas expectativas muy altas, pero al final no fue así. La primera parte la coges con ganas porque empieza con mucho misterio, pero a medida que avanzas se hace muy monótono, sobre todo la estancia de Pip en Londres. No me arrepiento de habérmela leído, sin embargo, no creo que la recomendara.

Álex Ortiz

Me ha sorprendido ese libro, está cargado de intriga, pero el final de la historia parece que está “sin terminar”. A medida que avanzas en la lectura te imaginas a los personajes físicamente, porque el autor no te da mucho detalle sobre su apariencia. Es un libro muy extenso, pero es ameno leer lo que le va ocurriendo Pip y quieres saber lo que le sucederá en el futuro. Hay personajes, como Joe, que te sorprenden; otros, simplemente te extrañan.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *