«Martes con mi viejo profesor», de Mitch Albom

AlbomTítulo:  Martes con mi viejo profesor.

Autor:  Mitch Albom.

Editorial:  Maeva.

 

Sinopsis

Es un libro que trata de la historia de Mitch y Morrie, su viejo profesor. Después de 16 años, vuelven a encontrarse un martes, tras enterarse Mitch de que Morrie padecía de esclerosis lateral amiotrófica (ELA). Eran muy amigos, a pesar de los años transcurridos.

Morrie, como hacía en la universidad, volvió a dar clases a Mitch. A lo largo de los martes hablaron de la muerte, de la vejez, de la codicia, del matrimonio, de la familia, de la sociedad, del perdón, de la vida sin sentido y de muchos otros temas, y Mitch siempre aprendía algo nuevo.

La enfermedad consumía a Morrie poco a poco. Pero él era consciente de la muerte y no le tenía miedo. Tanto Mitch como Morrie intentaban disfrutar al máximo del tiempo que pasaban juntos. A Mitch le sorprendía que Morrie, con todo lo que le estaba pasando, siguiera siendo feliz y lo demostrara con hechos y palabras. Había tenido una infancia muy dura, pero, a pesar de todo, nunca se rindió, y siguió aprendiendo y luchando por la felicidad hasta sus últimos días. Mitch, gracias a Morrie, encontró lo que buscaba desde hacía mucho.

 

Opinión

Martes con mi viejo profesor es el mejor libro que he leído en mi vida. Me emocionó tanto que me sorprendí a mí misma. Creo que nunca olvidaré esta historia, principalmente porque fue algo que ocurrió de verdad. Lo recomiendo a todo el mundo, especialmente a aquellos que se lamentan de la vida, porque creo que la historia de Morrie es algo que tenemos que tener en cuenta. Creo que este libro no tiene que ser leído como un libro más, sino como una historia que fue vivida.

Ahora sé que no tengo que tener miedo a la muerte. Es mejor disfrutar de cada minuto de mi vida, aunque no esté en una situación fácil. Aceptar lo que me pasa y lo que siento, y dejarlos ir. Dejar de pensar en el pasado y en el futuro. Es mejor ser más abierta con los demás, perdonarlos siempre (por lo que sea). Escuchar más a los demás, interesarse por ellos. Amar a todos, pero no aferrarse a nadie ni a nada, para que eso no te resulte un obstáculo en la vida. Solo tengo que disfrutar el momento y aprender de ello y de todo lo que pueda.

 

Danyelle Ribeiro Pimentel  (1º de Bachillerato CIT)

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *