El cambio climático

Las emisiones de CO2 que está sufriendo el planeta están teniendo graves consecuencias para la atmósfera y para la naturaleza en general. Los gases emitidos están provocando que el calor que la tierra recibe del sol no pueda escapar hacia el exterior y se quede retenido en la atmósfera, provocando así una subida de las temperaturas en el planeta. Si no se toman medidas contra este fenómeno, llamado efecto invernadero, la flora y la fauna de todo el planeta, al igual que todo, van a sufrir graves consecuencias.

Para evitar estos desastres, los ciudadanos podemos tomar unas medidas fáciles de realizar y que servirán de gran ayuda para la atmósfera.

En primer lugar, se puede usar el transporte público en vez del privado siempre que sea posible, para evitar que haya más vehículos en funcionamiento, que podrían provocar atascos y se emitirían grandes cantidades de CO2. Asimismo, podemos conducir el coche privado de una forma más eficiente, circulando en la marcha y en la velocidad adecuada, para reducir el consumo de combustible.

h6039_a

También se pueden cambiar las bombillas tradicionales por bombillas de bajo consumo, que consumen el 60% menos de electricidad.

Todos los ciudadanos deberíamos plantar todos los árboles que sea posible, para que ayuden a reducir el dióxido de carbono que hay en la atmósfera.

Otra solución fácil es comprar los alimentos frescos, ya que al congelar los alimentos se consume una mayor cantidad de energía.

A la hora de hacer las cosas diarias en casa, también se pueden adoptar formas de ahorrar energía y reducir las emisiones de dióxido de carbono: evitar el excesivo uso de agua caliente, instalando duchas de teléfono de baja presión, y lavar la ropa con agua fría o con agua tibia. Y, a la hora de hacer la compra, deberíamos comprar productos envasados, para reducir el gasto de plástico y la producción de basura personal.

Estas son algunas de las acciones que cualquier ciudadano puede realizar por el bien suyo, por el del planeta y por el de todos. Con un poco de esfuerzo se pueden conseguir grandes cosas entre todos, y mantener limpio y sano nuestro planeta para que las futuras generaciones puedan disfrutarlo, al igual que lo hemos hecho todos nosotros.

Mantener el planeta limpio no cuesta tanto.

 

Samuel Monsalvo Paz  (4º de ESO A)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *