El Foro Romano

El Foro Romano desde el Capitolio. En primer término las columnas del Templo de Cástor y Pólux. Detrás la Basílica Julia. Al fondo de derecha a izquierda: la Curia, el Arco de Septimio Severo, la Columna de Focas, el Templo de Saturno y el Templo de Vespasiano y Tito.

El Foro Romano desde el Capitolio. En primer término las columnas del Templo de Cástor y Pólux. Detrás la Basílica Julia. Al fondo de derecha a izquierda: la Curia, el Arco de Septimio Severo, la Columna de Focas, el Templo de Saturno y el Templo de Vespasiano y Tito.

El Foro Romano era la zona en la que se desarrollaba la vida pública y religiosa en la antigua Roma. El Foro es, junto con el Coliseo, la mayor muestra de grandeza del Imperio Romano que se puede ver en la actualidad.

Lugares importantes del foro:

  • Vía Sacra: Era la principal calle de la antigua Roma y comunicaba la Plaza del Campidoglio con el Coliseo.
  • Arco de Tito: Es un arco del triunfo que conmemora la victoria de Roma sobre Jerusalén. Fue construido tras la muerte del emperador Tito.
  • Arco de Septimio Severo: Arco erigido en el año 203 d.C. para conmemorar el tercer aniversario de Septimio Severo como emperador.
  • Templo de Antonino y Faustina: Construido en el siglo II, el templo de Antonino y Faustina destaca por ser el templo mejor conservado del Foro Romano.
  • Basílica de Majencio y Constantino: Si bien está derruida en su mayor parte, su tamaño da motivos para pensar que fue uno de los edificios más importantes del Foro Romano.
  • La Curia: En este edificio se reunía el Senado para tomar decisiones administrativas y sobre el gobierno de Roma.
  • Columna de Focas: Erigida en el año 608 d.C. en honor al emperador de Bizancio, esta columna de más de 13 metros de altura es una de las pocas que han permanecido en pie desde que fue erigida.
Arco de Tito. Detalle.

Arco de Tito. Detalle.

Experiencia.

Me ha parecido una gran experiencia porque hemos visto el lugar donde vivían los romanos, aunque también me he decepcionado algo al ver todo tan en ruinas, pero a pesar de ello me ha gustado.

Carlos Ramos Mateos

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *