El humor en las relaciones sociales

 

En la vida, todas las personas tenemos un objetivo en común: ser felices. Unos piensan que ser feliz es ser rico; otros, que es tener salud, la familia, amigos… Pero, para ser feliz, es importante saber afrontar el día a día con alegría, y aquí surge la importancia del sentido del humor.

Este es vital para poder mantener unas relaciones sociales sanas y divertidas: hay que saber bromear y también aceptar las bromas; no hay nada mejor para una salud mental que reírse de sí mismo, aprender de los propios errores y aceptar una broma de un amigo. Además, en las relaciones familiares un buen sentido del humor ayudará a pasar un buen rato en esas comidas donde se reúne toda la familia y, en las relaciones amorosas, ayudará a mantener la pasión y la magia y poder convivir con tu pareja, evitando discusiones innecesarias.

 

22351__52_a_1

Foto: Luana Fischer Ferreira

 

Podemos definir un buen sentido del humor como aquel que no sea hiriente, homófobo, xenófobo, machista o racista; hay que saber cómo responderá la persona a una broma o un chiste, porque, si no tiene sentido del humor uno de los interlocutores, tampoco tiene sentido bromear. Si el emisor no sabe bromear o el receptor no sabe recibir una broma, tampoco. Además, es importante hacer uso del sentido del humor en una situación propicia para ello, ya que hay momentos en los que una broma está de más.

En resumen, el sentido del humor es necesario para ser feliz y tener buenas relaciones sociales, pero hay que saber cómo, cuándo y con quién hacer uso de él.

 

Miguel Santos Valdemoro (Primero de Bachillerato HCS)

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *